20 junio 2013

La nota de ALEJANDRA MULET

COCINA CHILENA, ¿Moda o arraigo?

Cuando escucho hablar tanto de la cocina chilena, de los productos chilenos, de la creación de nuevas corporaciones en pro de la cocina chilena, al rescate de la cocina y de nuestros productos me suena a moda y un poco a snobismo, ojala este súper equivocada y que esta “moda” que llamo yo este en su etapa de “adolescencia” y se quede para siempre, para toda nuestra historia gastronómica y cultural chilena.

En abril fui al lanzamiento de la nueva corporación Pebre en La Vega Central que me pareció genial. Hartos chefs, cocineros, estudiantes de cocina, periodistas y algunos amantes de la cocina que fueron a curiosear y saber de que se trataba. Harta TV y medios reportiando, harta música chilena y harta preparación nacional para probar.

Cuando comencé a escribir de este mundo, hace ya 10 años, se hablaba de cocina chilena tímidamente. En esa época la cara visible de la “cocina chilena” era Guillermo Rodríguez y Les Toques Blanches que hablaban del Merquen, de la Quinoa y por ahí algo del Arrope y un par de productos más que no recuerdo mucho (ya han pasado 10 años!!!).

Hoy todos hablan del Merquen, la Quinoa, el Arrope de Chañar, Piñones, la Murta, los hongos endémicos, el Ulte, el Maqui y así un sin de productos que no voy a mencionar aquí porque la lista es larga… pero me encanta!, me gusta que todos estos nombres de productos estén en boca de muchos, que se estén dando a conocer y sean utilizados en nuestras cocinas porque están educando, educan socialmente, culturalmente y el paladar de todos lo que tienen la posibilidad de probar estas preparaciones.

Ojalá que este permanente interés por investigar más de nuestros productos nativos (o endémicos, como quieran llamarlos) y el desarrollo de nuevas preparaciones con ellos (el I+D como se le llama ahora) permanezca en el tiempo, se arraigue para siempre a nuestra cultura, mente y corazón indefinidamente, ojala sea para toda nuestra historia y que cada vez existan más estudiantes de cocina, cocineros y personas naturales que se interesen por saber de nuestros productos, de nuestra cocina. Ojalá no sea una moda y que de verdad se trabaje por el verdadero rescate de nuestra identidad culinaria, que Chile sea reconocido en el extranjero por su cocina o al menos por sus productos, muchos, únicos en el mundo; que cuando salgamos al extranjero con orgullo digamos que tal o cual producto es nuestro y que sepamos decir que es, como se prepara, como se sirve y de donde viene.

Me gustaría que todos aquellos que se pasan el día hablado de Cocina Chilena y que pelean por las redes sociales “de que es la cocina chilena” y etc, permanezcan en el tiempo, sigan trabajando en pro de ella, que cada día que pasa se llenen de más y mejores conocimientos –y preparaciones- que eduquen, que dejen huella, testimonio de ello y que compartan lo suyo, que compartan su rescate, el rescate que están haciendo con nuestra cocina, con nuestros productos, con parte importante de nuestra identidad. 

Paralelo a estas corporaciones y grupos que van en rescate de nuestra cocina mediaticamente, quiero mencionar a decenas de cocineros y chefs que hacen lo mismo silenciosamente. A lo largo de estos 10 años he tenido la suerte de moverme por regiones y conocer a cocineros que hacen su trabajo y lo hacen bien. Tranquilamente, con la calma que caracteriza a provincia, callados y minuciosos, hay muchos chefs que han ido al rescate de nuestros productos de nuestra cocina de manera silenciosa, sin tanta bulla, ni parafernalia y han logrado mostrar (a un grupo no tan amplio de comensales ni medios) su cocina, su propio rescate, sus propias preparaciones locales que hablan –en parte- de nuestra cocina chilena. 

Me encantaría que todos se conocieran y compartieran. Ojalá que las corporaciones de “moda” incluyan en sus filas a cocineros menos “parafernálicos” (o menos “rostros”) y que compartan, compartan conocimientos, investigación, desarrollo, ideas y propuestas. Ojalá que todos se abran y se unan para trabajar en conjunto, bajo un mismo fin, la finalidad de rescatar y promover nuestra cocina, nuestros productos y parte importante de nuestra cultura. Que hagan historia y que esta historia sea parte de nuestro arraigo nacional.

ALEJANDRA MULET [Periodista] @alesaboresymas

--
Significado de moda: Conjunto de gustos, costumbres y modos de comportarse propios de un periodo de tiempo, de un conjunto de personas o de un país determinado.
Significado de arraigar: Hacerse firme y duradero, un sentimiento o una costumbre.

2 comentarios:

Pilar Hernandez dijo...

Súper cierto y no olvidemos a los blogueros, cocineros de casa que preservan recetas chilenas de familias comunes y corrientes, los encuentras en la comunidad
Buscador de recetas en blog chilenos o BRBC
http://buscadorderecetaschilenas.blogspot.com/.
Saludos.

Karime Harcha dijo...

Muy claro y preciso ... no olvidar que la necesidad de identidad genera acudir a las herramientas probadas por los que han hecho historia... y el rescate es mas simple que eso, está en la puerta de nuestras casas y no necesita prensa, necesita apertura, educación y generosidad ....
Casi como el cobijo de la sabia abuelita........
Una frase que rescato de la mia " Quien sabe lo que dice, no tiene necesidad de gritar ! "