28 abril 2013

La nota de JUAN MORALES

Con este escrito damos inicio a una nueva sección en Sabores & Más "La Nota de...", espacio para que personajes del rubro puedan comentar, expresar, publicar y compartir alguna experiencia gastronómica que quieran comunicar.


Humo, Pasión, Pureza, Ganas, mucha Fuerza…

Así recuerdo la Región de Los Ríos, desde el momento en que me invitaron a conocer la zona, me dio mucha alegría e ilusión. Una vez aterrizados en Valdivia, conocí a los compañeros de viaje… y que compañeros!. Fueron 4 días de recorrer intensamente la zona, teniendo la oportunidad de probar una variedad de preparaciones y productos de cada rincón de esta región. 

Comenzamos con unas Tortillas a orilla de camino en la localidad de Lanco, recién hechas con carne mechada y queso, muy ricas… y desde ese minuto ya me sentí como siempre a sido en el sur de Chile, sumamente bien recibido, con un cariño de parte de todos que te invita a quedarte, pero el viaje sigue, ahora es el turno de los Quesos Chauquen. Unos enormes castaños te reciben en esta casa donde la familia propietaria se dedica a la elaboración de quesos artesanales y, con una ingenuidad única, te cuentan que –uno de los quesos, tipo queso crema-  “esta crema de queso la hizo ella” (la hija) y que crema!! Increíble, lejos una de las cremas de queso mas ricas que he comido, pero como es tan buena, acá en Santiago lamentablemente este queso de Panguipulli no lo podemos encontrar, de momento.

Seguimos con nuestra experiencia, pasando por una casa donde se prepara Sidra, destilado de manzana y vinagre de manzana llamado “Llagar de Barria”. Su dueño, Jaime Barria, se ha preocupado de cultivar sus manzanas, no solo en Valdivia, si no que hasta Chiloé, mas de 40 variedades en un total de 28 hectáreas. Poder cortar la manzana y darle un mordisco al lado de la mata, entre el pasto húmedo y un sol que había… se me viene inmediatamente a la cabeza esa bodega donde prepara la Sidra, clock!! Clock!!! Clock!!! La suave gota que cae de la prensa a la cuba… hay que vivirlo!!!. Arrayanes, Canelos y muchas Hortensias en flor, nos guiaron a la sala “quincho” de degustación donde probamos sus elaboraciones. El destilado creo que hay que utilizarlo en alguna preparación, muy neutro de sabor… tal vez murta, chupones o cranberries, hay que probar… tarea para la casa.

Seghuimos camino al centro de Panguipulli donde me lleve una gran sorpresa al ver el gran Liceo People Help People, con un equipamiento en sus cocinas realmente digno de ejemplo para las escuelas de cocina, muy limpio, organizado y con maquinaria necesaria para que el día que sus niños salgan y se encuentren en una cocina, sepan manejarse con mucho de lo que hay en las cocinas actuales. Por la noche a comer al Restaurant Escuela, su jefe de cocina nos saluda y nos cuenta que día a día trabajan con mucha ganas de hacer bien las cosas.

Saliendo un poco del viaje, les cuento algo muy importante para mi. Llego el momento de cerrar un ciclo profesional…, me voy de Arola… quizás en otro momento la Ale me da un espacio y les cuento de mi equipo, mis niños!!! Unos cracks, muy niños pero con una garra que me acuerdo de ellos y se me paran los pelos….

Me lanzo con mi proyecto y estoy feliz!. La idea es trabajar en conjunto con esta hermosa región, con su gente, con sus productos pero más que todo, trabajar con esa pasión, amor y fuerza que ví en estos días. Con esa misma energía estamos trabajando en este momento para desarrollar este nuevo proyecto; me siento como cuando estamos en proceso de cambio de carta… crear, crear y crear… detalles, sonidos, olores, SABORESYMAS!!!!!  (continua…en los próximos días sigue la segunda parte) 

JUAN MORALES [Chef] @chefjuanmorales

1 comentario:

Karime Harcha dijo...

Gracias por tu pasión aca tambien disfrutamos tu energìa !!